Arroz estilo Tailandés

Hace casi dos años que no pasaba por aquí, y me doy cuenta de que es un auténtico desastre. Recetas a medio hacer, sin fotos, solo el título… Prometo que en cuanto tenga un ratito acabaré de ponerlo todo en orden. De momento voy a seguir con una receta que probamos hace unos días y que nos ha gustado mucho a todos los de la casa (a la peque le encantó también). Es sencilla y de las que a mí me gustan: tirarlo todo dentro de la sartén y esperar. Ahí vamos…

Ojo, es AL ESTILO, quiere decir que se parece, pero que ni mucho menos es igual. Está bueno, que es lo que cuenta, pero no esperéis una receta tailandesa tal cual. Son productos para encontrar en cualquier super (llamémoslo Mercadona que es el que me pilla cerca).

Ingredientes para 4 personas son de buen comer:

 

400gr de arroz jazmín

Dos cebollas frescas de tamaño medio

2 zanahorias picadas a taquitos (os recomiendo ir a alguna otra frutería, las de Mercadona saben a plástico últimamente)

Una tortilla de dos huevos

Dos muslos deshuesados a taquitos (las pechugas valen, pero están más secas)

Una loncha de jamón york gruesa (un pelín menos que el meñique de gruesa) a taquitos también

 

Para la salsa:

Mezclar 2 partes de salsa de soja (la saladita oscura), 1 de salsa de ostras y 1 de vino blanco seco (importante que sea seco). A nosotros nos salió como medio vasito de salsa para que tuviera sabor. Siempre se puede añadir más. Si os parece demasiado, se le puede añadir un poquito de agua para que quede más líquida.

 

Ala, vamos al lío:

Primero el arroz. En un cazo ponemos la misma proporción de agua que de arroz. Si es un vaso grande, uno de cada. Se deja evaporar el agua y cuando ya no tenga se aparta y tapa dejando reposar 10 min. Luego a la nevera un rato hasta que haga falta.

En una sartén añadimos las verduras (zanahorias y cebollitas) y las hacemos hasta que empiecen a dorarse. Luego añadimos el pollo y el jamón york. Mientras esto se va haciendo, hacemos la tortilla y la partimos en taquitos. Cuando la tengamos, la añadimos a la sartén y por último (antes de poner el arroz) añadimos la salsa.

Probamos de sal (o salsa de soja, según gustos) y cuando esté un pelín saladito añadimos el arroz en un par de tandas para que sea más fácil mezclarlo todo. Cuando ya esté listo, ¡a comer!

PD: si alguien se anima a hacerla, que comente a ver cómo le ha ido.

 

Arroz thai

 

Anuncios

Lomo a la naranja

Aquí tenía a medio hacer la receta, toda sosa la pobre y a medio terminar (a parte de la foto). Lástima que ya haya pasado la época de las naranjas naturales, me va a costar que mi madre haga uno para poder sacarle la foto y ya de paso hincarle el diente. Retomamos la faena tras un tiempo laaaargo de sequía.

Ingredientes

Taco de lomo de 1kg aproximadamente (4 raciones)
2 cebollas medianas
300 cl de zumo de naranja
200 cl de agua
Sal al gusto

Comencemos:

Se pone el taco de lomo a dorar en una olla con un par de cucharadas de aceite y cuando ya tiene buen colorcillo se saca a un plato para ponerle sal y pimienta. A continuación en la misma olla se sofría la cebolla picada pequeña y cuando ya empiece a dorarse se le añade el lomo otra vez, el agua, el zumo y se deja cocer entre 2,5 y 3 horas a gas muy bajito. Luego está versión en olla expres, que te lo deja listo en 30 – 45 minutos. Ahí ya cada una lo que decida. El procedimiento es el mismo hasta el punto de dejarlo hacerse solo.

Se saca el lomo de la olla (o la expres) y se deja enfriar para poder cortarlo.
La salsa hay que ver si tiene la consistencia correcta (aquí cada uno decide lo líquida que la quiere) y en caso de que todavía esté muy ligera se deja reducir un poco más. Luego se pasa por la batidora y se le añade la carne ya cortada.

Como guarnición solemos poner arroz blanco, ya sea hecho en casa o vasitos precocinados de super. Grandes los de Brillante con los de arroz redondo, qué ricos…

Otro día os pongo la receta de arroz blanco sabroso y sencillo. Nada de plato soso y sin gracia.

 

Ensalada de frutos secos

Ensalada con frutos secos

Bueno, aquí os traigo una ensalada que aprendí a hacer hace muchos años cuando todavía trabajaba de camarera en un restaurante. A día de hoy la sigo haciendo, aunque con una pequeña variación. Espero que os guste!

Ingredientes:

Lechuga

Cocktail de frutos secos (en Mercadona lo venden ya hecho) pasas, pipas, cacahuetes o lo que se os ocurra poner que no os de alergia.

Salsa de yogurt

Vinagre de Módena

Tomates cherry

Caña de lomo a rodajas finas

 

Esta ensalada en más vistosa (y con más chichilla) si se presenta en una bandeja. Se pone una buena base de lechuga, se esparcen los frutos secos por encima (sed generosos). Se le pone salsa de yogurt uniforme por encima (al gusto, según la cantidad que cada uno quiera) y un chorrito de vinagre de módena por encima, aquí sin pasarnos, que es cuestión de darle un poquito de sabor. Por último esparcimos los tomates cherry por toda la ensalada sin que los tape la salsa y colocamos las lonchas de caña de lomo alrededor de la fuente, como decoración “comestible”.

Nota: antes le ponía queso feta por encima, pero a mí me parecía que le comía el gusto al resto.

 

Ensalada de frutos secos

La esperada fideuá

Sé que esta receta se ha hecho esperar, pero hacía falta que se dieran varios factores juntos. Hoy por fin he pillado a mi madre por banda y he podido mantener los ojos abiertos (no sin esfuerzo) y aquí tenéis ya sin más preámbulos. ¡Fideuá rica rica!

Fideua

Bueno, desde ya os digo que se supone que tienen que salir unos 6 platos generosos, pero esto no es una ciencia exacta, es mas bien para que os hagáis una idea de la proporción. Por cierto, en la foto no se ven los mejillones porque alguien se los olvidó en casa y nadie volvió a por ellos. Cuando hagamos otra, cambiaré la foto.

Ingredientes para el caldo:
– Un par de ajos
– Un tomate
– Media cebolla
– 1 kilo de pescado preferiblemente morralla (ver nota al final)

Ingredientes para la fideuá:
– 1,5 litros de caldo de pescado (el que acabamos de hacer)
– 500 gramos de gambones
– 500 gramos de sepia (o calamares pequeños, o pota, depende de lo que se disponga en la tienda)
– Taquitos de pescado tipo emperador
– 500 gramos de fideos (curvados y gorditos, y lo ideal es que sean de los que tienen el agujerito en medio)
– 5 o 6 ajos grandecitos y perejil
– 2 tomates rallados
– sal y azafrán

Opcional:
– 1 kilo de mejillones con cáscara
– Allioli (aderezo en el plato)
– Limón (aderezo en el plato)

Comenzamos con el caldo de pescado. Se sofríen un par de ajos, un tomate y un poco de cebolla. Se tiene un par de minutos en el fuego y se le añade el pescado. Un par de minutos más y se le añaden más o menos 2 litros de agua. Se tiene hirviendo 45 minutos a fuego medio. Se reserva.

Mientras se ponen en una olla los mejillones para cocerlos al vapor. Cuando ya están hechos, se abren las cáscaras. A la mitad se les quita por completo y la otra mitad se deja sobre media concha para decorar cuando ya esté hecha la fideuá.

En la paellera se pone aceite y se sofríen los gambones. Cuando están hechos se apartan en un plato y se sofríe la sepia y los taquitos de pescado. En un mortero se machacan el ajo, el perejil y los tomates. Se añade la mezcla a los calamares y los taquitos de pescado. Luego se añaden los fideos y se les da vueltas durante un par de minutos. A continuación el caldo (previamente pasado por el colador) y se deja hervir. Se le añade sal al gusto y el azafrán. Se colocan los gambones y los mejillones en su sitio hasta que se hagan los fideos. Cuando esté listo, se deja reposar durante 5 minutos y entonces ya se puede servir.
Para aderezar se puede hacer con limón o con allioli. Personalmente yo soy más de limón.

Nota: El caldo de pescado aquí se hace con una mezcla de diferentes peces que se le llama morralla. Varía según el día, no hay dos veces que tenga los mismos pescados o algún que otro bichillo como cangrejo, galera, pescado de roca (no sabemos los nombres exactos). Es más o menos los peces que no se pueden vender como tal para comerlos solos.
Como alternativa, se pueden usar la espina y cabeza de casi cualquier pescado blanco para hacer el caldo. Y si no, se puede recurrir al caldo de pescado ya hecho que venden, aunque siempre es mejor el sabor que le da el caldo casero.

Y ya sabéis, si hay alguna duda ¡preguntad que mi madre anda al tanto!

Arroz con ternera de mi mami

Aquí vengo con la primera recetilla. Esta es la del arroz con ternera que tantas veces le pedí a mi madre en el blog. Todavía no he probado a hacerlo yo misma, pero seguro que cuando tenga una cocina propia me animo. A mí me encanta, soy capaz de comerlo hasta que me salga por las orejas.

arroz con ternera

Comencemos por lo que necesitamos para poder hacerlo para 4 personas de buen comer:
– Media cebolla
– 3-4 dientes de ajo
– 1 tomate más bien maduro
– 500 gramos de ternera a taquitos
– 150 gramos de guisantes
– 150 gramos de zanahorias baby
– 150 gramos de judías verdes
– 1 vaso de vino blanco
– 1 hoja de laurel
– Pimienta
– Azafrán
– 1 litro de agua

Opcional: pastilla de caldo.
Muy recomendado: Olla exprés.

¡Y que comience el espectáculo!
Se sofríen cebolla (media), ajo (3-4 dientes) y el tomate maduro. “Nota de Mami: el sofrito lo paso por la batidora para que no le pongan pegas al encontrarse trocitos”
Se retira el sofrito y se hace en la misma olla 500 gramos de carne de ternera a taquitos. “Nota de mami 2: yo es que los tengo muy malcriados y pongo los trocitos pequeños.”
Cuando ya está sofrita la carne, se le añade el sofrito triturado, un vaso de vino blanco, sal, una hoja de laurel, un toque de pimienta, azafrán y aproximadamente un litro de agua.
A continuación se mete en la olla toda la verdura; las zanahorias baby, los guisantes y las judías verdes.
Se tiene hirviendo entre 20 y 25 minutos en fuego medio.
Destapar, probar el sabor para rectificar de sal si hiciera falta y añadir una tacita de arroz por persona.
Esperar 7 minutos de reloj y destapar para servir.
¡Y listo! A disfrutarlo

Aclaración para todas aquellas que como yo andamos un poco escasas en conocimientos de cocina. Cuando mi madre dice “carne sofrita” CREO que quiere decir algo así como vuelta y vuelta en la olla.